Los siete aprendizajes más importantes del 2021 para mi

Aunque he estado muy tranquila por estos lados y parece que no ha cambiado nada en mi vida, tengo que decir que en el 2021 he aprendido mucho, he conocido muchas personas y ya por fin estoy a punto de hacer realidad un proyecto que desde hace mucho tiempo había recorrido los rincones de mi cabeza y corazón y que por falta de coraje y organización no lo había logrado.

Ha sido un año de mucha reflexión, autoconocimiento, de dudas, de nuevas ideas, de nuevas experiencias. Este año por fin me atreví a empezar mi formación como profesora de yoga y como Nutricionista. Por fin me decidí activamente a tomar otro camino. Muchos me preguntan qué va pasar con mi carrera de investigadora y todo lo que había logrado profesionalmente hasta allí y de hecho una amiga me confesó que cuando escucho que decidí dejar mi trabajo, no podía creerlo. Tengo que admitir que en esos momentos me lleno de miedo, pero esta es una decisión que desde hace rato se estaba tejiendo dentro de mí y que no cambiare de opinión hasta que por lo menos lo haya intentado.

La principal razón que me llevo a esto es que la vida es muy corta y quisiera experimentar otras cosas que también me apasionan. Yo no deje la ciencia porque me aburriera o me sintiera mal, yo simplemente decidí tomar otro camino que me apasiona más. Aunque me costo muchos años verlo, el deporte estuvo siempre en mi vida. Desde que era una niña amaba moverme, correr, saltar, jugar. De hecho cuando termine el colegio pensé, que voy hacer sin mis clases de deporte, sin mis entrenamientos. Yo nunca había pensado en esto hasta que alguien me pregunto cómo empece a hacer deporte. Allí vi que ese es mi talento, eso es para lo que soy buena, es lo que me divierte, es por lo que vine a este mundo. Solo después del nacimiento de mi hijo pude darme cuenta que el deporte siempre fue la constante y la base y no era la actividad secundaria que me ayudaba a sentirme mejor en mi vida diaria.

Por ello mi decisión. Quiero compartir todos estos conocimientos adquiridos a partir de la experiencia. El deporte no es algo que va solo. Si quieres ser un buen deportista tienes que alimentarte bien, estar mentalmente fuerte y estar en equilibrio. Durante los últimos 20 años he experimentado dietas, técnicas de meditación, yoga, estiramientos que me han ayudado a incrementar mi nivel y evitar lesiones. Todo esto me ha facilitado sentirme bien.

Por ahora en lo que sí soy una principiante es la creación de un empresa y en eso es lo que este año me he dedicado. Más sin embargo, en este año he aprendido un para de cosas que me han servido de mucho y quiero compartir con ustedes.

1. El autoconocimiento puede hacerte la vida más fácil.

Al comienzo del año hice un curso con Alkemu, llamado mi manifestación y un curso de Storytelling con Susana Tórralo. Estos dos cursos me llevaron a muchas conclusiones que no hubieran sido posible si no me hubiera sentado a hacer una reflexión sobre mí. Preguntarme realmente cuales son mis valores, que significa éxito para mi, cual es mi personalidad, cuales son mis fortalezas, cuales mis debilidades, que he logrado en la vida, que retos he tenido y como los he manejado, cual es mi verdadera misión, que quiero ver de mi en un para de años, me ayudaron un montón para saber que quiero ser, hacia donde quedo ir. Las respuestas a esas preguntas también me hicieron cambiar muchas perspectivas, haciendome cambiar y haciéndome sentir segura y más centrada. Si realmente te escuchas, sabrás que es lo que es para ti y sabrás que lograras, te lo aseguro.

2. Crear una comunidad puede llevarte más lejos

Durante mi tiempo de formación empresarial estuve con un grupo de chicas que tienen el mismo objetivo mio, ser empresarias. Todas estábamos juntas en Frauenlia haciendo un curso sobre emprendedoras. El estar con ellas me motivo mucho en el ámbito profesional, como emocional y mental. Cuando vas de la mano con personas que viven experiencias similares a las tuyas, te llenas de valentía y caminas de manera más amena, que estando solo. Este grupo o comunidad fueron y son mi motor para dar el primer paso como emprendedora.

3. Comunicar mejor y para tus clientes puede ser la llave del éxito

En todos los cursos que hice en el 2021 el denominador común fue la comunicación con nuestros clientes. Para ello y lo más importante es saber quienes van a hacer tus clientes. Suena muy lógico, si, pero antes de hacer los cursos de emprendimiento y de Storytelling, yo siempre me había ocupado más por analizar que producto y servicio voy a ofrecer, que calidad, como debe venderlo sin pensar en el cliente. Quizás para muchos es obvio pero para mí no lo era y pues lo digo por si alguien esta como yo. Ya después de analizar a quién le voy a vender, ya es más fácil saber como lo venderé, cómo tengo que comunicar y quizás que puedo cambiar en mi producto o servicio.

4. Es mejor un gramo de experiencia que una tolenada de teoría.

Si, en todo lo que hice, y he aprendido en el 2021, he comprobado que hacer da más frutos que saber. Sin desacreditar el saber, por supuesto, haciendo se aprende más y más rápido. Y esto sí es para mí muy difícil. Es una de los retos más grandes para mí. Mi motto era siempre saber más y probarlo hasta que supiera todo lo que pudiera saber. Y si llenarme de formaciones, leer muchos libros, artículos antes de tener la valentía de hacer algo. Y esto lo he intentado cambiar. Porque a la final no pasa nada. Si doy una clase sin saber todo exactamente no pasa nada. Aprenderé mucho más durante ella. Si hago el plan de Marketing sin saber todo sobre ello, aprenderé más haciendo que sabiendo tanto sobre teoría. Es difícil para mí pero lo estoy cambiando.

5. Dar, compartir puede hacerte muy feliz

Por primera vez en mi vida dicte mis primeras clases de Yoga, clases para mejorar la fuerza y flexibilidad de espalda y me sentí muy bien. Compartir mi conocimiento con amor, dar sin esperar nada a cambio me hizo muy feliz. Me sentí muy bien siempre al final de las sesiones. Y no solo allí, pude dar y compartir, lo hice en mi grupo de emprendedoras, con mi familia y amigos. Creo que una de las razones más importantes por la que tome este camino de emprendedora. Ayudar a otros, proyectar un poco de mi luz a otros. Sé que esto cambiara el mundo.

6. Better done than perfect

Este mantra, que se ha convertido en unos de mis favoritos, lo pude interiorizar y aplicar muchas veces gracias a Sabine Beck. Ella fue una de mis entrenadoras personales y a ella le agradesco mucho que fuera más rápida en la resolución de tareas. Como el punto 4, esto no es fácil para mi porque yo vengo con una concepción totalmente diferente, pero ahora más que nunca creo que es mejor hacer algo que no hacer nada por creer que no es perfecto. Por eso ahora prefiero algo imperfecto y hecho.

7. Confia, siempre habrá una solución y siempre eras capaz de cosas que nunca creías que podrías

Hace poco me aprendí a parar de cabeza y esto me lleno de mucha valentía. La verdad no hice mucho para lograrlo sino más que confiar en mí y confiar en que lo lograría en algún día. No sabía cómo, pero sabía que lo haría. Y si eso me dejo pensar que para todo lo que nos pase siempre pasara algo. Siempre habrá una solución, ya sea una que nos guste o no. Pero siempre pasara algo para que nuestra situación se mejore.Eso lo aprendí mucho en el 2021. Por ello no pierdas tiempo angustiándote, respira profundo, exhala y confía. El universo siempre tiene algo reservado para ti.

Yo espero que mis aprendizajes del 2021 te sean de alguna utilidad o que por lo menos puedas haber sentido un poco como yo.

More from Maria Alejandra Muñoz Ricaurte

Hella Hamburg halbmarathon

"Nuestra recopensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado....
Read More

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.


*