Ascenso al Mittagskogel

Mittagskogel

Por fin llego el tiempo de las vacaciones de verano y aunque desde hace un par de meses ya habíamos planeado hacer un tour en bicicleta por toda la costa alemana, todo fue cambiado en el último segundo. El clima de las costa alemana era tan malo que acampar y montar bicicleta en medio de la lluvia y con temperaturas que no tienen nada que ver con verano no sería nada divertido. De esta manera un día antes decidimos cambiar de rumbo. Si queríamos tener un clima de verano, de verdad verano, me refiero a temperaturas de más de 25 °C tendríamos que movilizarnos hacia el sur.

Primero pensamos en Francia pero sería un viaje muy largo en auto. Luego miramos nuestro país vecino Austria y en el sur en los alpes, el clima pronosticado sería muy bueno. Así que no habría más que pensar y nos fumios directo al sur de Austria en la región de Kärnten.

Después de atravesar Alemania y de viajar 10 horas llegamos allí. Y sí se veía fenomenal. Todo rodeado de montañas, bosques y muchos lagos. Y si, muchas montañas, los alpes que felicidad, como en mi ciudad natal Bogotá. Esa es la razón por la que las montañas, me dan un sentimiento de seguridad, me siento de nuevo en casa.

Y creen en el amor a primera vista?. Pues yo si y les cuento que al llegar aquí me enamore de nuevo a primera vista. Una montaña que yo nombró el volcán de Kärnten, porque para mí se ve como un volcán, tan perfecta como si un escultor la hubiera tallado fue la causa de esos sentimeintos de amor. Desde lejos de veía muy alta y pues yo solo me imaginaba caminando sobre ella,  como un sueño inalcanzable.

Al día siguiente buscamos una ruta para escalar una montaña, lo unico que queríamos era que tuviera un grado de dificultad alto, que estuviera cerca donde estábamos hospedados y no miramos nada más. Así que no sabíamos exactamente cual de esas montañas que nos rodeaba sería la que escalaríamos,  solo sabíamos que su nombre era  Mittagskogel .

Nuestro ascenso al Mittagskogel empezó a las 10:15 de la mañana en el hotel Mittagskogel (que coincidencia 😉 ).  Después de un tiempo nos dimos cuenta que el comienzo del camino era un camino para carros y que  muchas personas tomaban la opción de subir una parte en carro. Nosotros nos dijimos no debe ser muy terrible que hagamos esta parte caminando, seguro que no podemos ir muy lejos con el carro. Pero después de dos horas nos dimos cuenta que habían parqueaderos, y que la parte más difícil empezaba después de estos parqueaderos. En fin, ya entendimos porque mucha gente subía en carro.

A las 12:00 encontramos un camino en el bosque el cual subimos en un tiempo récord a pesar de que era muy inclinado. Pasamos a muchas personas y aunque en esos días no me encontraba muy bien de salud me sentía muy bien. Definitivamente escalar montañas es lo mío. Yo solo veía la cara exhausta de mi novio que me miraba con un poco de desesperación porque iba muy rápido. Después de una hora llegamos a una cabaña, la cual era la primera y única parada antes de empezar la parte más díficil del camino para llegar a la cima.  Allí recargamos energía y descansamos un par de minutos.

En ese punto ya habíamos ascendido más de 800 metros de altura. Yo estaba mu entusiasmada viendo el panorama a mi alrededor, tomando fotos y observando a los demás montañistas. De repente pregunte a alguien cual sería la montaña que escalaríamos y de repente era esa, mi montaña favorita desde el comienzo. El Mittagskogel era lo que llamaba el volcán de Kärnten. No lo podía creer. El primer día de vacacioes y ya podría estar en la cima de ella.

Más feliz aún por esa noticia seguimos nuestra ruta con muchas más energía. Ya nos quedaban sino 700 metros de ascenso y para evitar el encuentro con algunos acompañantes indeseados del bosque, osos, lo habíamos leído en muchos avisos que nos advertían sobre ellos, decidimos acelerar el paso. Bueno yo lo decidí. El terreno se hacía más complicado, la elevación era más fuerte y con más frecuencia encontrábamos más partes en las que teníamos que escalar. Yo lo disfrutaba todo el tiempo aunque cada vez que daba la vuelta y veía hacia abajo me temblaban un poco las piernas. Después de una hora desde la cabaña, llegamos a la cima. El clima era perfecto, soleado y estábamos a 2145 metros de altura contemplando las maravillas de Kärnten y aunque todavía no alcanzamos la altura de Bogotá, el aire se sentía más liviano. La vista era espectacular y yo quería solo estar allí, viviendo el momento, respirando el aire fresco, tomando el sol, meditando.

Después de una hora de descanso decidimos abandonar la cima. Habíamos llegado con un grupo de expertos montañistas de República Checa.  En las subida los habíamos sobrepasado y yo fui la primera que alcanzo la cima pero de bajada yo era la última. Ahí me di cuenta subir es lo mío, bajar no. Iba muy muy lento. Sé que mis zapatos no me ayudaban mucho ya que eran tenis para correr y no eran zapatos especiales de montañismo, pero esa no era la única razón. De subida no me pude dar cuenta que tan inclinado subimos, que tan difícil era el terreno y por supuesto mi rodilla operada todavía no era tan fuerte como lo pensaba.

Pero igual seguía disfrutando todo y después de 2 horas llegamos a los parqueaderos. Y allí en medio de los arboles y en el camino para nuestra sorpresa huellas de Oso. No lo podíamos creer y aunque era sensacional encontrarlas también era muy intimidan saber que quizás alguno de ellos estaba cerca. Por ello aceleramos el paso y después de una hora ya nos quedaban los últimos 5 kilómetros. Mis piernas ya empezaban a sentirse realmente sin fuerza y poco a poco deseaba con más ansias llegar al carro. En medio de esos pensamientos se acerco un auto en donde se encontraba una pareja de alemanes  que nos ofrecieron llevarnos el último pedazo. Yo sin dudarlo mire a mi novio y le hice caritas de que no sería mala idea.  De esta manera, termino nuestra “pequeño” paseo por el Mittagskogel.

En total fueron 8 horas de caminata, 20 kilómetros y 1500 metros de elevación, piernas cansadas y un corazón contento, feliz por haber podido escalar y sentir mi querido volcán.

Información sobre el turismo y las rutas en Kärnten pueden encontrarlas aquí:

http://www.kaernten.at/reiseziele/sommer/region-villach-faaker-see-ossiacher-see/

More from Maria Alejandra Muñoz Ricaurte

León ó Gacela

Esta es la primera entrada de mi blog y quería inaugurarlo con...
Read More

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.


*